Jardín 932: “Hace como 2 años están con problemas de agua… o más”

En marzo del 2015, la Municipalidad de Florencio Varela invitaba con satisfacción a trabajadores de prensa y periodistas al acto que se realizaba el día 10 a las 10 hs, con motivo de la inauguración del Jardín de Infantes Nº 932, con la presencia de autoridades municipales y provinciales… Hoy, las familias de los pequeños afirman que el sentimiento es el opuesto, el incumplimiento, el desagrado, el disgusto, la deuda por no poder garantizar el derecho a la educación y –apenas- alcanzar el piso de 190 de días de clases en el calendario lectivo 2023 es la cotidianeidad gracias a la falta de agua en el establecimiento.

El flamante establecimiento educativo de educación inicial, inaugurado hace 8 años, se encuentra ubicado en la calle Viamonte Nº 1355 del barrio San Martín, y su inauguración fue tan importante en el año 2015 que el hecho fue declarado de interés municipal… Sin embargo, el crecimiento demográfico del territorio que impulsó su apertura y en el marco de la obligatoriedad de la educación para los niños de 4 a 5 años y la universalización de los niños de 3, tal como lo expresa Ley Provincial 13.668, sigue tan latente como por aquel entonces, pero del discurso a la práctica, parece riera haber un abismo.
“Hay 2 turnos, mañana y tarde, los nenes que van son de 3, 4 y 5 años… 3 salitas a la mañana y 3 a la tarde” cuenta Estela Lutteral, abuela de uno de los peques que asiste al establecimiento y agrega “Hace como dos años están con problemas de agua o más”
Un sólido conjunto de datos indica que la base del aprendizaje se construye en gran medida durante los primeros años de vida, antes de que la niña o el niño entre en la escuela primaria.
Las niñas y niños que se quedan atrás en estos primeros años no suelen alcanzar a sus compañeros, lo que perpetúa un ciclo de bajo rendimiento y altas tasas de abandono escolar que continua desfavoreciendo a las poblaciones vulnerables.
Lamentablemente, en el Jardín 932 “tienen que restringir horarios y dictar menos horas de clase por la falta de suministro… para cuidar el agua de los tanques” cuenta Estela y continua “creo que no sube a los tanques, ni idea si tendrán sistema o bombas… no creo si no, no pasaría esto…O directamente avisan si es que pueden que no se dictaran las clases”.
Según UNICEF “La falta de una educación prescolar de calidad limita el futuro de la niñez al negarle la oportunidad de alcanzar todo su potencial. También limita el futuro de los países, robándoles el capital humano necesario para reducir las desigualdades y promover sociedades pacíficas y prósperas”. Sin embargo, irónicamente la empresa encargada de proveer los servicios de agua al Jardín en conjunto con UNICEF y ELA (Equipo Latinoamericano de Justicia y Género), convocó a empresas privadas a participar de una charla buscando promover la creación de espacios de educación y el cuidado de niñas y niños de entre 45 días y 3 años dentro del ámbito privado.
¿Será que al no ser un espacio educativo para niños y niñas de entre 3 y 5 años, su matrícula no estar compuesta exclusivamente por hijos de trabajadores de la empresa y no depender directamente de AySA el foco prioritario no lo alcanza?
“Aysa pregunta si hay agua en las canillas externas” se ríe amargamente Esthela y concluye “¡Dios mío, que vergüenza!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *